Las tiendas de campaña en la historia de la humanidad

Tienda de campaña en España

Las tiendas de campaña en la historia de la humanidad

Las tiendas de campaña han acompañado al humano desde tiempos inmemoriales, allá donde ha ido pisando en sus travesías nómadas, en su expansión por el mundo, en las “mil y una” hazañas y retos que la historia nos ha marcado a lo largo de los siglos, en nuestro camino hacia el descubrimiento, hacia la supervivencia, la guerra y la paz, la diversión, la sabiduría y la libertad.

Tienda de campaña del Paleolítico

Tienda de campaña del Paleolítico

Quizás el cobijo entre ramas y hojas apiladas formando un cobertizo, o las pieles colgadas como un toldo para resguardarse de las inclemencias del tiempo, pudieran considerarse las primeras tiendas de campaña de la historia, unos chozos que hoy en día siguen utilizando las tribus más inhóspitas del mundo. Desde luego el ser humano aprendió antes a utilizar materiales de su entorno para protegerse y cobijarse, que a escribir su propia historia. Incluso en algunas pinturas rupestres ya aparecen prototiendas de campaña.

Muchas de las civilizaciones más antiguas ya hacían muy diferentes usos de las tiendas de campaña, para vivir y protegerse del medio, para tener un refugio allá donde fueran, para adorar a sus dioses, para celebraciones y rituales… incluso aparecen en la literatura más arcaica. En Asia oriental y en América es difícil datar un momento histórico como referencia del uso generalizado de las primeras tiendas de campaña, tan arraigadas en la cultura y la vida de sus habitantes que, según qué zonas, incluso ha llegado a la actualidad con escasas modificaciones. Sin embargo se relaciona con un uso religioso y jerárquico entre las primeras tribus.

Mil y una noches

“Quisiera que me trajeras una tienda tan ligera que un solo hombre pudiera trasportarla en la palma de su mano y lo suficientemente grande para que cupiera en ella, mi corte, mi ejercito y el campamento”. Petición del sultán de la india a su hijo Ahmed. (Libro de Las Mil y una Noches)

En las civilizaciones más cercanas al Mediterráneo se suele tomar como hito el éxodo hebreo de 40 años en el desierto, un periodo en el que vivieron en tiendas de campaña y que determinó su uso generalizado por los Árabes, siendo ideales para climas calurosos y también para las frías noches del desierto. Por supuesto, también fueron muy determinantes en el ámbito militar, destacando los ejércitos romanos que desplegaban inmensos campamentos de tiendas en su expansión por Europa, África y Asia.

La íntima relación del humano con las tiendas de campaña a lo largo de la historia nos ha permitido en gran medida evolucionar como pueblos y como seres conscientes hasta hoy en día, adentrarnos en la naturaleza salvaje para ir siempre más allá y dándonos cobijo allá donde lleguemos. Compañeras de expediciones que nos han mostrado las caras más ocultas del planeta, de la ciencia y el universo. Supervivencia en lugares inhóspitos donde hemos asentado nuestras raíces, o donde hemos practicado los deportes y aventuras más extremas. Fundamentales en los campamentos de atención médica y social alrededor del mundo. Y cómo no, el alojamiento favorito para los millones de campistas que vienen disfrutando de sus vacaciones en campings desde hace unas décadas.

Las tiendas de campaña son compañeras indiscutibles del humano en su camino por la historia, en la integración con la naturaleza, la protección y el confort. Y probablemente el primer asentamiento humano en otro planeta cuente con alguna especie de campamentos de tiendas evolucionadas que nos permitan, una vez más, ir aún más allá.

Tiendas de campaña

Fuentes: Wikipedia, Blog Camping, Inventos Prehistóricos

También te puede interesar...